Esta propuesta busca modernizar y mejorar la vida de los campesinos

Release Date: 
June 9, 2015
Publication name: 
La producción rural tiene el poder de adaptarse al cambio climático

Ciudad de México.- Valor al Campesino es una iniciativa que busca, entre otras cosas, cambiar la imagen de los agricultores en nuestro país. También, es un llamado para revalorar y fomentar el potencial productivo de los campesinos, pues ellos juegan un papel central en la economía nacional.

De acuerdo con Víctor Suárez, director Ejecutivo de la ANEC, por más de treinta años, se degradó a los campesinos, al pasar de sujetos productivos a ser pobres, y fue durante ese tiempo cuando se retiraron los subsidios al campo y se convirtieron en programas asistenciales, que lejos de mejorar la producción, acortaron los recursos que les permitían generar alimentos en el país.

Además, se consideró que las condiciones de trabajo de los campesinos no les permitirían competir contra las grandes empresas.

Por su parte, Adelita San Vicente, directora de Semillas de la Vida, señaló que la propuesta de Valor al Campesino es indispensable, para revalorar el papel que juega el campo en el país, pues se debe reconocer la relevancia de los campesinos en la sociedad.

También, dijo que los campesinos son necesarios, pues son ellos los que poseen el conocimiento para trabajar la tierra, además, son fuente de una gran riqueza cultural, ya que producen otro tipo de artículos, como las artesanías. Por ello, se debe cambiar la percepción de que son malos.

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, resaltó que se debe revalorar la diversidad que tienen los productos agrícolas de nuestro país, ya que es precisamente su origen rural, el que valió a la cocina mexicana el ser considerada como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la ONU.

Según Calvillo, la FAO ha reconocido que sólo los pequeños productores son capaces de aumentar la producción para cubrir las necesidades alimentarias del planeta. Pero no sólo eso, la producción rural tiene el poder de adaptarse al cambio climático.

Para los consumidores es importante poder tener acceso a los productos orgánicos obtenidos en el campo, ya que están libres de agroquímicos, y su variedad tiene el potencial de combatir la desnutrición y la obesidad. Es decir, los alimentos rurales cuentan con la facilidad de hacer un cambio en la alimentación de los mexicanos.

Por último, agregó que con la mejora en la producción agrícola rural, se fortalecerán las economías rurales y se podrá reconstruir el tejido social.

La iniciativa es impulsada por Ashoka, ANEC, El Poder del Consumidor, Fundar, Semillas para la Vida y Subsidios al campo.

 

Una propuesta económica

La Iniciativa no sólo busca cambiar la imagen que los campesinos tienen en la actualidad, también, existe una propuesta para mejorar y hacer más eficientes los programas de apoyo al campo.

Diego de la Mora, coordinador del Área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar, expuso que es necesario un programa de apoyo productivo a la pequeña agricultura que agrupe la oferta institucional en una sola entidad. Además, con ello se conseguiría unificar las reglas de operación, y los campesinos tendrán que dirigirse a una sola ventanilla de atención, lo cual, hará más fácil realizar cualquier trámite.

Entre los puntos que propone la iniciativa, resalta lo siguiente:

  • Cambiar el Proagro Productivo con un tope de apoyo de hasta 20 hectáreas. Este tope afectaría a poco más de 40 mil beneficiarios de un padrón de poco más de dos millones e implicaría un ahorro de poco más de mil 527 millones de pesos. Actualmente el programa contempla como tope 80 hectáreas.
  • Progan con un tope de apoyo hasta cien cabezas de ganado bovino. Este tope afectaría a poco más de 12 mil ganaderos de un padrón de 331 mil beneficiarios con apoyos para ganado bovino y se ahorraría el programa mil 136 millones de pesos.
  • Con los ahorros de ambos programas se propone la apertura del padrón de Proagro en los estados del centro y sur del país para cubrir a los productores faltantes de menos de 20 hectáreas y que siembran alguno de los cultivos elegibles, empezando por los más pequeños.
  • Inclusión financiera para los pequeños productores.
  • Inclusión social y productiva. Ligar los apoyos productivos de Proagro y Prospera, a efecto de permitir a las familias de productores pobres contar con recursos líquidos para usarlos como capital para invertir productivamente.
  • Aumentar las compras gubernamentales en apoyo a pequeños productores y al fortalecimiento de los mercados regionales.
  • Un gran programa de asistencia técnica y capacitación que no esté conectado directamente a la obtención de los subsidios.

 

El campo mexicano en la actualidad

  • El 40% de la producción de granos básicos proviene de los pequeños agricultores.
  • 6 de cada 10 empleos contratados se generan a través de la agricultura.
  • 1 de cada 7 alimentos se producen gracias a la agroindustria.
  • El 16% de la superficie del país se ocupa en agricultura.
  • 60 recursos alimenticios es capaz de agrupar la milpa.
  • Según el Banco Mundial, el valor agregado por trabajador en el sector agrícola mexicano, en dólares constantes, aumentó en 52% entre 1980 y el 2010. En el mismo periodo, el mismo indicador para Brasil aumentó 3.8 veces y, para Chile y China, 2.6 y 3.0 veces.
  • 7 de cada 10 de las unidades productivas tienen menos de 5 hectáreas.
  • De 1930 al 2010 creció 709% al pasar de 332 mil a 2.6 millones de UP.

Si quieres saber más, visita valoralcampesino.org